Correlación de los criterios ecográficos (TIRADS ACR 2017) y resultado de biopsia por aspiración de aguja fina (BAAF) en pacientes con nódulos tiroideos atendidos en el Hospital Escuela Antonio Lenin Fonseca en el período de octubre 2017-septiembre 2018

Los nódulos tiroideos en la actualidad son un hallazgo bastante común en la población en general, llegando a tener una prevalencia de hasta el 68 % en los estudios de ultrasonido de cuello. Sin embargo, la mayoría de estos nódulos tienen un comportamiento benigno, en especial los menores de 1 centím...

Full description

Main Author: Vallecillo Montealegre, Róger Pascual
Format: Tesis
Language: Español
Español
Published: 2019
Subjects:
Online Access: http://repositorio.unan.edu.ni/8532/
http://repositorio.unan.edu.ni/8532/2/cc.jpg
http://repositorio.unan.edu.ni/8532/8/100585.pdf
Summary: Los nódulos tiroideos en la actualidad son un hallazgo bastante común en la población en general, llegando a tener una prevalencia de hasta el 68 % en los estudios de ultrasonido de cuello. Sin embargo, la mayoría de estos nódulos tienen un comportamiento benigno, en especial los menores de 1 centímetro.Estos pueden mostrar un patrón ecográfico muy diverso, que muchas veces dificulta una buena catalogación con respecto a su malignidad. Por ello, Horvath et al en el año 2009 propusieron un sistema de evaluación de los nódulos tiroideos denominado TI-RADS (Thyroid Imaging Reporting and Data System), en semejanza al sistema de la mama BI-RADS (Breast Imaging Reporting and Data System). Sin embargo, este sistema presento dificultades en su aplicación . Actualmente el diagnóstico definitivo de los nódulos tiroideos es realizado por procesos invasivos como son la biopsia por aguja fina o incluso luego de la extracción de este por un procedimiento quirúrgico, del cual apenas un 5 a un 7 % van a ser malignos.Esto expone a un gran número de pacientes a que se le realicen procedimientos invasivos que muchas veces no lo necesitan. Por lo que es crítico un buen método diagnostico imageneológico que ayude a estimar el riesgo de malignidad con precisión y así poder disminuir el número de procedimientos invasivos en los nódulos de bajo riesgo.En la década pasada se desarrollaron numerosas guías para ayudar al médico clínico a decidir sobre el manejo, seguimiento y en qué casos se debería realizar biopsia a los nódulos tiroideos, en el año 2017 la asociación americana de radiología presento su clasificación de nódulos tiroideos basada en un sistema de puntajes, dándole un valor numérico a ciertas características del nódulo según su valor predictivo de malignidad, el objetivo de esta era reducir la cantidad de biopsias tomadas.