Comportamiento clínico patológico del neuroblastoma diagnosticado en el Hospital Infantil Manuel De Jesús Rivera en el periodo comprendido de Enero del 2004 a Diciembre 2014

El Neuroblastoma es una neoplasia maligna originada de las células de la cresta neural que dan origen a la médula suprarrenal y a los ganglios simpáticos. De estas células primitivas y pluripotenciales conocidas como simpatogonia derivan las células ganglionares, feocromocitos y el tejido neurofibro...

Full description

Main Author: Narváez Morales, Walleska Verónica
Format: Tesis
Language: Español
Español
Published: 2016
Subjects:
Online Access: http://repositorio.unan.edu.ni/1567/
http://repositorio.unan.edu.ni/1567/1/90428.pdf
http://repositorio.unan.edu.ni/1567/13/cc.jpg
Summary: El Neuroblastoma es una neoplasia maligna originada de las células de la cresta neural que dan origen a la médula suprarrenal y a los ganglios simpáticos. De estas células primitivas y pluripotenciales conocidas como simpatogonia derivan las células ganglionares, feocromocitos y el tejido neurofibroso. Desde el punto de vista histológico los tumores neuroblásticos conforman un espectro de neoplasias que reflejan diferentes etapas de maduración y diferenciación de los neuroblastos postgangliónicos, donde el Neuroblastoma es la forma menos diferenciada maligna y el ganglioneuroma su contraparte benigna bien diferenciada. Este espectro de neoplasias y sus subtipos histológicos se correlacionan con características clínico-biológicas, de manera que los tumores menos diferenciados se asocian con etapas avanzadas y tienen un comportamiento clínico más agresivo. Tiene un comportamiento biológico peculiar, siendo por un lado la neoplasia con más alta tasa de regresión espontánea y por otro uno de los tumores con más alta mortalidad por su poca respuesta a tratamiento, por lo que algunos lo han llamado el enigma y sigue siendo uno de los grandes retos y frustraciones de la Oncología Pediátrica, ya que a pesar de los avances en la terapia multimodal, en los últimos 20 años no se han alcanzado logros significativos en la sobrevida de pacientes mayores de un año con enfermedad avanzada.