Memorias de un siglo: Universidad Nacional Agraria

Memorias de un Siglo, es una breve reseña del desarrollo de los estudios agrarios en el país desde 1917, año en que se fundó la Escuela Nacional de Agricultura en el departamento de Chinandega hasta los tiempos actuales en que se proyecta la Universidad Nacional Agraria (UNA), como...

Descripción completa

Autor Principal: Casanova, Rafael
Otros Autores: Sánchez, Ivette
Formato: Libro
Publicado: Sánchez, Ivette 2017
Materias:
Acceso en línea: http://repositorio.una.edu.ni/3555/
http://repositorio.una.edu.ni/3555/1/nc10u58ms.pdf
Sumario: Memorias de un Siglo, es una breve reseña del desarrollo de los estudios agrarios en el país desde 1917, año en que se fundó la Escuela Nacional de Agricultura en el departamento de Chinandega hasta los tiempos actuales en que se proyecta la Universidad Nacional Agraria (UNA), como una culminación de los mismos. Esta agrupado en siete apartados, en los que se resumen los hitos más importantes desde la fundación y funcionamiento de la mencionada Escuela Nacional de Agricultura (1917-1951), la ENAG (1951-1979), su funcionamiento como Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNAN (1980-1986), el período del ISCA (1986-1990), hasta la Constitución de la UNA en 1990 y su papel en los últimos años como institución rectora de la docencia, investigación y extensión agraria del país. La descripción se ha realizado en un orden cronológico con la utilización básica de fuentes primarias que incluyen, entre otros, decretos, leyes, libros de registros, incluidas algunas versiones orales. Como podrá apreciarse, no es un estudio exhaustivo ni voluminoso, sino una síntesis en la que se pretende dar a conocer elementos básicos de lo que han sido cien años de experiencia en los estudios agrarios del país del que la Universidad Nacional Agraria(UNA) es su mayor expresión. En resumen, es un modesto estudio sobre la evolució paulatina de cómo una idea, surgida desde años anteriores a su fundación, llegó a ser una realidad a partir de la perseverancia de generaciones de individuos, quienes superando adversidades sentaron las bases e impulsaron la educación agraria en los niveles superiores que requería el desarrollo económico del país. Pero, además, en concordancia con los avances científicos y tecnológicos que sobre el particular se vinieron alcanzando en el contexto internacional. Se dice que toda generación, en cualquier tiempo y espacio determinado, tiene derecho a conocer su historia; en el caso de los estudios agrarios se está a la víspera de cumplir cien años de historia (1917-2017). Estas son, entre otras, las razones de este esfuerzo para que la comunidad actual de la UNA se introduzca en el conocimiento de sus raíces históricas, con la certeza de que en el futuro habrá mayores oportunidades para profundizar en el conocimiento de las mismas más allá de la reseña que hoy colocamos en sus manos.