La identidad Cristiana

El presente trabajo ha sido escrito para ser publicado en una obra de conceptos de teología. Esto explica que su estilo no sea propiamente el de artículo, sino que sea más bien una sistematización de datos fundamentales. Como el libro se publicará en España, en la concreción de la problemática se ti...

Full description

Main Author: Sobrino, Jon
Format: Artículo
Language: Español
Published: Centro Ignaciano de Centroamérica 1988
Subjects:
Online Access: http://repositorio.uca.edu.ni/3737/
http://repositorio.uca.edu.ni/3737/1/La%20identidad%20Cristiana.pdf
Summary: El presente trabajo ha sido escrito para ser publicado en una obra de conceptos de teología. Esto explica que su estilo no sea propiamente el de artículo, sino que sea más bien una sistematización de datos fundamentales. Como el libro se publicará en España, en la concreción de la problemática se tiene también en cuenta la situación del cristiano europeo, aunque visto desde América Latina. La pregunta por la identidad cristiana es la pregunta por el ser cristiano hoy. La pregunta tiene detrás de sí una larga historia de respuestas. H. Küng la ha dado en su libro Ser cristiano; la dio A. Harnack en el cambio de siglo con su Esencia del cristianismo; y antes, Lutero, Agustín y los escritos del NT. Esta multitud y variedad de respuestas -aunque se piense participar de la misma fe cristiana- muestra la necesidad permanente de esclarecer teóricamente qué es ser cristiano. Esa necesidad sobreviene al tratamiento de cualquier contenido teológico; pero al tratamiento de la identidad cristiana le sobreviene de forma peculiar. Siempre habrá que esclarecer quién es Dios y su Cristo, qué es la Iglesia, etc. Pero esclarecer qué es lo que somos posee una necesidad más perentoria e inexcusable. En los otros contenidos teológicos está implicado, indudablemente, el yo y el nosotros que pregunta; pero en la identidad cristiana la implicación es directa e inmediata. Y no se puede relegar ad infinitum la respuesta por lo que somos esperando a que la luz venga sólo del esclarecimiento de otros contenidos teológicos, pues alguna vez hay que dar cuenta de uno mismo. Con esto queremos decir que, si ningún contenido teológico puede ser abordado por pura curiosidad o por puro interés teórico, mucho menos éste. En la respuesta por la identidad cristiana se responde de uno mismo, pero en el fondo responde uno mismo. Por ello, esa respuesta deberá ser teórica, pero no puramente teórica. Teóricamente hay que esclarecer lo que el cristiano es y lo que debe ser, pero con la apertura desde el principio a captar la diferencia entre ambas cosas y la disponibilidad a adecuar ambas cosas.