Mediated Intimacies: State Intervention and Gender Violence in Nicaragua

Este artículo forma parte de una investigación sobre los cambios legislativos iniciados por la Ley 779 en Nicaragua, “Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres”, aprobada en febrero de 2012. Los textos primarios que analizo incluyen los debates parlamentarios para el anteproyecto de...

Descripción completa

Autor Principal: Zoe Miklos, Alicia
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: UCA Publicaciones 2015
Materias:
Acceso en línea: http://repositorio.uca.edu.ni/2126/
http://repositorio.uca.edu.ni/2126/
http://repositorio.uca.edu.ni/2126/1/Mediated%20intimacies.%20State%20Intervention%20and%20gender%20violence%20in%20nicaragua.pdf
Sumario: Este artículo forma parte de una investigación sobre los cambios legislativos iniciados por la Ley 779 en Nicaragua, “Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres”, aprobada en febrero de 2012. Los textos primarios que analizo incluyen los debates parlamentarios para el anteproyecto de la Ley 779, el cuerpo original de la Ley 779, las Reformas de octubre de 2013, y el Reglamento a la Ley 779, emitido en un decreto presidencial en julio de 2014. Organizo el análisis alrededor de la figura jurídica más polémica de la Ley 779: la mediación. Al analizar la trayectoria de la Ley 779 dentro del escenario de posguerra en Nicaragua, concluyo que el restablecimiento de la mediación representa una reafirmación regresiva de la autoridad patriarcal bajo el disfraz de empoderamiento comunitario. La retórica centrada en la familia del Reglamento a la Ley 779 implica una capitulación a los sectores más conservadores y religiosos de la sociedad y un revés dramático de los logros feministas hacia el reconocimiento de las mujeres como sujetos de derechos. De hecho, estas son batallas sobre la interpretación cultural del lugar de la mujer, su autonomía y la realidad turbulenta de la familia nuclear y los lazos sociales normativos en la Centroamérica del siglo XXI. Muestran que la autonomía de las mujeres sigue siendo codificada simbólicamente como peligrosa, incluso como una amenaza a los intereses colectivos de la familia y la nación. (This article forms part of an inquiry about the reach of legislative changes initiated by Law 779 in Nicaragua, the “Integral Law against Violence towards Women”, passed in February 2012. The primary texts I analyze include the legislative debates for the drafting of Law 779, the body of Law 779, the Reform to the law in October 2013, and the Regulations to Law 779, issued through a presidential proclamation in July 2014. I organize my discussion around the most controversial juridical figure in Law 779: that of mediation. Analyzing the trajectory of Law 779 within the Post-war cultural scene in Nicaragua, I conclude that the reinstatement of mediation represents a regressive reaffirmation of patriarchal authority in the guise of community empowerment. The family centered rhetoric of the Regulation to Law 779 signifies capitulation to the most conservative, religious sectors of society and a dramatic reversal of feminist gains towards recognizing women as subjects with rights. These are in fact battles over the cultural interpretation of women’s place, their autonomy, and the troubled reality of the nuclear family and normative social bonds in twenty-first century Central America. They show that women’s autonomy continues to be symbolically coded as dangerous, even as a threat to the collective interests of the family and the nation.)