Nicaragua en la encrucijada

Nicaragua está en una encrucijada. Es una encrucijada global que afecta al ser mismo de una nación que empieza a serlo y a todos los terrenos en donde se expresa ese nuevo proyecto nacional, es una encrucijada política, económica, religiosa. Es también una encrucijada que solo puede definirse correc...

Descripción completa

Autor Principal: Instituto Histórico Centroamericano (IHCA),
Formato: Artículo
Idioma: Español
Publicado: UCA Publicaciones 1983
Materias:
Acceso en línea: http://repositorio.uca.edu.ni/1837/
http://repositorio.uca.edu.ni/1837/
http://repositorio.uca.edu.ni/1837/1/Nicaragua%20en%20la%20encrucijada.pdf
Sumario: Nicaragua está en una encrucijada. Es una encrucijada global que afecta al ser mismo de una nación que empieza a serlo y a todos los terrenos en donde se expresa ese nuevo proyecto nacional, es una encrucijada política, económica, religiosa. Es también una encrucijada que solo puede definirse correctamente dentro de la encrucijada histórica en que se encuentra la región centroamericana. No hay muchas salidas para esta encrucijada. La voluntad política de la actual Administración norteamericana confrontada con la voluntad de los pueblos centroamericanos que despiertan, hambrientos y sedientos de justicia social y de soberanía nacional, hace especialmente crítica esta encrucijada y limita hasta el extremo las posibles salidas. Bajo cualquier punto de vista, la situación de Nicaragua es excepcional en Centroamérica. Una continua desinformación sobre la realidad nicaragüense, a la vez que una gran polarización en la información que se brinda acerca de ella, pueden hacer olvidar cuáles son las coordenadas esenciales en las que se debe situar el problema actual de este país, con una indiscutible personalidad en el área centroamericana y en el mundo. En el presente trabajo un grupo de cristianos, entre los que hay economistas, científicos sociales, sacerdotes y personas de base, intentamos ubicar estas coordenadas con el propósito de servir a la verdad. Al hacerlo así, servimos también a la justa causa de la revolución nicaragüense.