Monitoreo físico-químico y microbiológico del Estero Real 2001

El monitoreo del Estero Real de Nicaragua se ha llevado a cabo durante tres años consecutivos con el fin de realizar un monitoreo mensual de calidad de agua en el estero y fortalecer la actual base de datos de variables físico – químicas y microbiológicas de la zona. Se definieron seis estaciones de...

Descripción completa

Autores Principales: Saborío Coze, Agnés, Flütsch Caracas, Martín, Sandoval Palacios, Erick, Obregón Mendoza, Alberto, Almanza Abud, María José
Otros Autores: Hernández, Nelvia del Socorro
Formato: Libro
Idioma: Español
Publicado: Centro de Investigaciones de Ecosistemas Acuáticos (CIDEA-UCA) 2002
Materias:
Acceso en línea: http://repositorio.uca.edu.ni/1413/
http://repositorio.uca.edu.ni/1413/1/2002_monitoreo_del_estero_real_2001.pdf
Sumario: El monitoreo del Estero Real de Nicaragua se ha llevado a cabo durante tres años consecutivos con el fin de realizar un monitoreo mensual de calidad de agua en el estero y fortalecer la actual base de datos de variables físico – químicas y microbiológicas de la zona. Se definieron seis estaciones de muestreo que iniciaron desde la boca del Golfo de Fonseca hasta la parte alta del río. La toma de muestra de agua se realizó de forma mensual tomando lecturas de parámetros in situ de temperatura, salinidad, oxígeno disuelto y pH. Los análisis de nutrientes y metabolitos tóxicos se realizaron en el laboratorio de calidad de agua del CIDEA – UCA. Los niveles de temperatura observados durante el año a lo largo de todas las estaciones no mostraron variabilidad significativa. La temperatura aumentó paulatinamente todos los meses hasta agosto descendiendo sus niveles a partir de septiembre. La concentración de oxígeno disuelto fue mayor en las estaciones más cercanas al Golfo y sus niveles disminuyeron a medida que las estaciones de muestreo estaban río arriba. La concentración de salinidad se eleva paulatinamente a partir de noviembre, el inicio de la época seca, alcanzando su máximo en abril, el último mes de la época seca. Se puede presentar el comportamiento de la salinidad en dos segmentos: de mayo a octubre y de noviembre a abril. Cada segmento representa el rango de época de lluvia y época seca, respectivamente. El comportamiento del pH presentó uniformidad en todas las estaciones de muestreo a lo largo del año. No se mostró variabilidad significativa de una estación a otra en un mes determinado ni tampoco altas o bajas dispares. Como resultados microbiológicos, las aguas del Estero Real no tienen un ciclo rítmico de aumento o disminución de la concentración de Coliformes totales o fecales.